Inicio > Sala de Noticias > Desde el Campo

April 18, 2014   

Sala de Noticias // Desde el Campo

 

Yamin Ghowrwal, Consejo Mundial de Cooperativas de Ahorro y Crédito

Febrero de 2012


Un oficial para el desarrollo de afiliación de la IIFC Greshk explica los productos financieros de las IIFC a un grupo de nuevos socios en la provincia de Helmand.

KABUL, Afganistán — Las cooperativas de ahorro y crédito de Afganistán, que localmente son conocidas como cooperativas de inversión y financiamiento (IIFC), ofrecen a las áreas más difíciles del país servicios financieros en cumplimiento con la Sharia (ley musulmana). En las provincias meridionales de Helmand y Kandahar, áreas afectadas por conflicto bélico, las cooperativas de ahorro y crédito están llegando a las poblaciones que anteriormente no han tenido acceso a ninguna otra institución financiera. A pesar de que existen muchos desafíos en torno a la seguridad, las 44 IIFC y sus puntos de servicio trabajan estrechamente con los consejos distritales y ancianos de las tribus en 17 de las 34 provincias para expandir la inclusión financiera y activar el desarrollo económico rural. Hasta diciembre de 2011, la red de las IIFC prestaba servicios a más de 87,000 socios incluyendo pequeños negocios, agricultores y empresarios, el 14% de los cuales eran mujeres. Se calcula que se han creado más de 131,000 puestos de trabajo en Afganistán como resultado de los servicios de las IIFC.

A lo largo del país y especialmente en las provincias de Helmand, Kandahar y Kunar, las IIFC continúan haciendo grandes avances en el aumento del número de socios. Oficiales para el desarrollo de afiliación de IIFC viajaron a las comunidades cercanas para introducir los servicios de IIFC a grupos de pequeños agricultores, proveedores del mercado y microempresarios y para inscribirles como socios. Para muchas personas, la IIFC fue su primera introducción a los servicios financieros. Como el número de socios está creciendo, hay más dinero entrando a las comunidades — US$70.9 millones hasta la fecha — a través de los préstamos de las IIFC. También, los procesos de cobro son más ágiles y eficientes, contando con personal de la IIFC dedicado activamente a los socios en forma periódica.

La capacitación al nivel local ha sido un factor clave para el éxito de las IIFC a largo plazo. El personal del Grupo IIFC, una asociación de las IIFC que toca los papeles de regulador y proveedor de asistencia técnica a las IIFC, recién organizó una sesión de capacitación de educación financiera y del sistema de monitoreo PERLAS del Consejo Mundial que estaba destinada a directores en la provincia de Kandahar. Durante la sesión, los directores de las IIFC aprendieron cómo ingresar datos en el software PERLAS y generar informes de clasificación de riesgos para evaluar el desempeño de su institución y hacer planes de negocios más eficientes. En 2010, el Consejo Mundial ayudó a organizar el Grupo IIFC que ahora es parte de la Asociación de Microfinanzas de Afganistán, la red nacional de instituciones microfinancieras en Afganistán que promueve el sector de microfinanzas en el país. Estos representan pasos positivos para convertirse en una red de cooperativas financieras auto sostenible para que las IIFC puedan seguir atendiendo a la población de Afganistán.

Siendo cooperativas financieras que cumplen con los principios islámicos, la zakat (cuyo significado es "caridad" en español) es una parte importante de las operaciones comerciales. A fines del año pasado, el personal de la IIFC de Maimana en la provincia de Faryab se reunió con el jefe de la Dirección General de Mártires y Discapacitados de Afganistán para coordinar la distribución de manos protésicas gratuitas a las personas discapacitadas de las áreas con conflicto. Un grupo de cooperativas de ahorro y crédito de los Estados Unidos donó las prótesis y el Grupo IIFC coordinó la distribución después de que voluntarios de las IIFC recibieron capacitación de Rotary International. Fue un testimonio impresionante para la cooperación internacional y el trabajo de equipo.

En el tiempo que he trabajado con el Consejo Mundial en Afganistán, he visto a las IIFC llevar optimismo a las áreas cargadas de desesperanza. Todavía nos queda un largo camino para recorrer, pero estas señales de progreso nos dan las ganas de seguir adelante.

El programa de Financiamiento Rural y Desarrollo Cooperativo (RUFCOD) del Consejo Mundial de Cooperativas de Ahorro y Crédito en Afganistán es posible gracias al pueblo de los Estados Unidos de América, patrocinado conjuntamente por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Gobierno de la República Islámica de Afganistán.



Catherine Ford, WOCCU

Diciembre de 2011

FIRA Morelia Campus
Ing. Fernando Floriuk (centro derecha), Subdirector de Análisis Económico y Redes Comerciales con FIRA, explica la importancia de la capacitación para el éxito de los programas de asistencia técnica de FIRA a (desde la izquierda) Francisco Javier Álvarez García, Experto en Microfinanzas de FIRA; Mark Cifuentes, Vicepresidente Ejecutivo de WOCCU Services Group; Luis Jara, Director de Proyecto con WOCCU en México; y Luis Hernández Cachou, Subdirector de Microfinanzas de FIRA.

MORELIA, México — Una vez que finalizamos nuestras reuniones con los representantes de Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), el equivalente mexicano al Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, pudimos ver ejemplos de los excelentes resultados de la asociación que tiene WOCCU con la organización. Las plantas de tomate de crecimiento vertical cubrían los invernaderos; las orquídeas florecían en una leve neblina e incluso el área de estacionamientos jugaba un papel importante en la recolección del agua de lluvia para ser usada en el invernadero. A mi persona se unieron Mark Cifuentes, vicepresidente senior del WOCCU Services Group, Luis Jara y Marco Alba Flores del programa de desarrollo de WOCCU en México, quienes estaban muy impresionados con los resultados.

FIRA proporciona asistencia técnica a los agricultores a lo largo del país y aquí se asocia con el Programa de Desarrollo Cooperativo de WOCCU, el cual aborda en forma integral tanto las necesidades financieras como las barreras del mercado que enfrentan los agricultores rurales de México. Las dos organizaciones están colaborando para desarrollar un "kit de herramientas" que pueda ayudar a las cooperativas de ahorro y crédito a llegar a los individuos rurales con productos y servicios adecuadamente personalizados que conduzcan a resultados sostenibles.

Anteriormente, FIRA jugaba un rol directo en el alcance financiero rural y la asistencia técnica a los grupos de agricultores y productores, pero ahora la organización depende de entidades como las cooperativas de ahorro y crédito para desempeñar esas funciones. Con la finalidad de prepararse, el personal de la cooperativa de ahorro y crédito y el personal del programa de WOCCU recibieron una capacitación de cuatro meses en el análisis de redes de cadenas de valor, cadenas de suministro de productos y oportunidades financieras para las cooperativas de ahorro y crédito en sus esfuerzos para prestar servicios a los agricultores.

Después de nuestra reunión, hicimos una gira al campus de FIRA en Morelia, uno de los cinco que hay en México. El campus vende a los agricultores variedades de alto rendimiento de cosechas comúnmente cultivadas y complementa la venta con cursos y capacitación en negocios agrícolas. Los agricultores necesitan capacitarse para poder cultivar apropiadamente estas nuevas variedades y así obtener mejores resultados, de manera que FIRA cubra toda la producción de su sistema en sus programas de capacitación. Los agricultores aprenden acerca de las técnicas de construcción de invernaderos y cultivos innovadores que ayudan a aumentar su rendimiento y sus ingresos.

Después de nuestra visita, pude constatar que FIRA es una institución de avanzada en lo que respecta a su enfoque hacia el desarrollo rural. Muchas otras organizaciones alrededor del mundo harían bien en modelar sus prácticas comerciales siguiendo el enfoque de FIRA. Su modelo fomenta claramente la sostenibilidad y conservación de los recursos a largo plazo, permitiendo que las futuras generaciones se beneficien con los sistemas que se están implementando hoy.

Para conocer más acerca del programa de desarrollo cooperativo de WOCCU, visite: http://improveruralincome.woccu.org

Vea cuentas desde el campo de 2011